Las acusaciones siguen acumulándose contra el urólogo Dr. Darius Paduch, quien enfrenta denuncias de abuso sexual por parte de pacientes en diversos hospitales de Nueva York. La cifra de víctimas asciende ahora a 70 personas afectadas por estos actos.

Inicialmente arrestado en abril bajo cargos de abuso que datan entre 2015 y 2019, el urólogo Paduch enfrenta acusaciones por tocar indebidamente a menores de edad y adultos bajo la apariencia de tratamientos médicos legítimos.

Durante esos años, Paduch ejerció en el NewYork-Presbyterian Weill Cornell Medical Center y en Northwell Health. En un giro de los acontecimientos, 28 nuevas demandas fueron presentadas en la Corte Suprema de Manhattan en contra de estas dos instituciones médicas. Los demandantes son antiguos pacientes que alegan haber sido víctimas de agresiones sexuales perpetradas por el médico, mientras sostienen que los hospitales negligieron su deber de prevenir estos incidentes.

Según las demandas, los hospitales “sabían o debieron haber sabido que el Dr. Paduch podría aprovechar su posición como empleado para perpetrar abusos sexuales en contra de los pacientes“. Sin embargo, las instituciones “no tomaron medidas razonables para proteger” a las víctimas, afirman los documentos citados por New York Post.

Las acciones legales contra Paduch comenzaron en abril después de que un pasante de 16 años presentara la primera denuncia en diciembre, alegando que el médico había abusado sexualmente de él entre 2015 y 2017 mientras trabajaba en NewYork-Presbyterian.

Un portavoz de Northwell Health informó que el médico ya no trabaja en sus instalaciones y aseguró que el hospital colaborará plenamente con las autoridades en el transcurso de la investigación.

Cabe resaltar que todas las acusaciones presentadas son simplemente eso, acusaciones. Las personas acusadas se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad ante un tribunal.

En un escenario similar, el Dr. Zhi Alan Cheng enfrenta acusaciones en Queens por drogar y agredir sexualmente a varias mujeres, incluidas sus propias pacientes y otras con las que entró en contacto por internet, todo mientras grababa los ataques.

En un caso anterior, Robert Hadden, un ex ginecólogo de la Universidad Columbia de Nueva York, fue condenado a 20 años de prisión después de ser hallado culpable en un juicio federal por abuso sexual a pacientes.

En octubre, cerca de 150 mujeres que reportaron abuso sexual y mala conducta por parte del ex ginecólogo Hadden llegaron a un acuerdo de compensación de $165 millones de dólares con el sistema hospitalario que lo empleaba, según anunció la Universidad Columbia.

Otro caso similar tuvo lugar en agosto de 2022, cuando el médico de origen argentino Ricardo Cruciani se suicidó en la cárcel de Rikers en Nueva York. Cruciani había sido acusado de abusar sexualmente de varias pacientes en Nueva York, Jersey y Pensilvania.

Por Héctor Julio Peña

Editor 849 Noticias

Deja un comentario