Ciudadanos en Estados Unidos al grito por alto precio de los huevos

Nueva York (CNN) — Varios alimentos se han vuelto más caros este año. Pero nada se acerca al aumento de los precios de los huevos.

Hasta noviembre de este año, sin ajustar los cambios estacionales, los precios de los huevos aumentaron un 49%, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Desde principios de este año, una gripe aviar mortal ha reducido las parvadas de aves de corral, específicamente pavos y gallinas ponedoras. Esa es una de las razones del aumento implacable de los precios. Pero la situación se ha visto exacerbada por los elevados costos de alimentación y energía para los productores, además de la alta demanda en el supermercado.

Los expertos piensan que el pico ha pasado, pero hasta que estas condiciones mejoren, podrías seguir pagando más por los huevos en el supermercado.

Los precios al por mayor alcanzan un récord

La gripe aviar ha sido un problema en EE.UU. durante varios meses, pero en las últimas semanas los precios al por mayor han alcanzado récords.

Desde la semana pasada, “los precios han estado subiendo durante nueve semanas consecutivas… estableciendo nuevos récords diarios desde la semana de Acción de Gracias”, dijo Karyn Rispoli, editora de Egg Price Current para Urner Barry, que ofrece datos del mercado de alimentos.

El viernes, los huevos grandes del Medio Oeste, el punto de referencia para los huevos que se venden con cáscara, alcanzaron los US$ 5,46 por docena, dijo Rispoli, citando datos de Urner Barry. En esta época del año pasado, según muestran los datos de Urner Berry, ese precio rondaba los US$ 1,70.

¿Una de las razones del aumento? No hay suficiente suministro.

“Simplemente no ha habido suficiente producción para respaldar la demanda minorista increíblemente fuerte que hemos visto este año”, dijo Rispoli. El suministro se ha visto limitado por la mortal gripe aviar.

El brote actual de influenza aviar altamente patógena comenzó en EE.UU. alrededor de febrero y ha persistido durante todo el año. El último brote importante de gripe aviar en Estados Unidos fue en 2015. Pero ese fue contenido en junio de ese año, señaló Brian Earnest, economista principal de proteína animal en CoBank.

“Este año, hemos seguido viendo despoblaciones de parvadas durante todo el año, y se espera que sigamos viéndolo hasta 2023”, dijo, y señaló que “vamos a ver una situación de suministro ajustado y un entorno de precios elevados en el futuro”.

Alrededor de 60 millones de aves han muerto debido a la enfermedad hasta el momento, según el Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés). De ellos, alrededor de 43 millones son gallinas ponedoras, según datos del USDA proporcionados por American Egg Board, un grupo financiado por agricultores que comercializa huevos.

Aún así, los agricultores han podido moderar las pérdidas. “Nuestros productores aprendieron muchas lecciones difíciles de 2015”, dijo Emily Metz, CEO de American Egg Board. Algunos granjeros han podido repoblar sus parvadas, disminuyendo el impacto neto en el tamaño de las parvadas y el suministro de huevos. A principios de diciembre, había alrededor de 308 millones de gallinas poniendo huevos para el consumo, frente a los 328 millones de diciembre de 2021, según el USDA.

La escasez de oferta no es lo único que contribuye al aumento de los precios del huevo, dijo Metz. Los costos más altos de combustible, alimentos y otros costos para el productor también están elevando los precios al por mayor, dijo. Y luego está la gran demanda de huevos, que aumenta en esta época del año.

La demanda de huevos sigue siendo alta

Las personas compran más huevos durante las fiestas, cuando hornean y cocinan más y desayunan en casa con más frecuencia.

Los precios mayoristas tienden a subir en el invierno debido a esos hábitos, señaló Earnest. Eso ha “provocado una condición de mercado muy fuerte”.

La demanda de huevos durante todo el año también ha sido fuerte.

Aunque los precios se han disparado, las ventas de huevos solo han bajado un 2% por unidad en el comercio minorista en el año hasta el 4 de diciembre, según datos de IRI, una firma de investigación de mercado.

Los compradores han estado aceptando precios altos en la tienda de comestibles a medida que se retiran de las visitas a los restaurantes. Y aunque los huevos se han vuelto más caros, todavía cuestan menos que otras proteínas.

Una gripe aviar mortal ha provocado la muerte de millones de aves de corral este año. Mario Tama/Getty Images

A medida que pasa ese pico de demanda navideña, se espera que los precios al por mayor bajen.

“Según los valores comerciales actuales y las condiciones del mercado, parece que el mercado finalmente puede haber alcanzado su punto máximo”, dijo Rispoli. Los precios mayoristas del viernes fueron los mismos que los del jueves, la primera vez que los precios se mantuvieron estables desde octubre, dijo.

“Varios proveedores nos han informado… que están viendo lentos sus pedidos”, en la semana previa a Navidad, agregó. Para entonces, “la mayoría de las tiendas de comestibles han retirado el inventario que necesitarán para las fiestas”.

Podría tomar otros tres a seis meses para que los precios se moderen en el comercio minorista, dijo KK Davey, presidente del liderazgo intelectual de IRI y NPD, e incluso más para que los precios bajen a lo que eran el año pasado.

“Puede tomar más tiempo”, dijo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: