Autoridades raparon cabeza a «Onguito Wa»; abogados critican medida

Autoridades raparon cabeza a «Onguito Wa»; abogados critican medida

Se ha hecho viral en las redes sociales una imagen que muestra al cantante de música urbana Elvis Manuel Santos Alcántara, conocido como Onguito Wa, con el caballo cortado al ras.

El urbano cumple medida de coerción en la cárcel de Najayo, implicado en un accidente de tránsito en el que falleció un joven haitiano.

Según el abogado Félix Portes, «el corte de pelo obligatorio es inconstitucional y viola derechos a libertad de conciencia y de cultos». También dijo que «una persona reciba prisión preventiva no anula derechos fundamentales y las reglas de una cárcel tampoco deben hacerlo».

Otro que se mostró en desacuerdo con la acción fue el abogado Andrés Toribio, quien en un tiempo fue el representante legal del exponente de música urbana Onguito Wa, dijo la noche de este martes que se «vulneran los derechos fundamentales» del urbano al cortarle el cabello mientras guarda prisión preventiva.

«¿Dónde queda? ¡Dignidad humana e igualdad! Cortar el pelo y luego divulgar su estado actual, es una acción mendaz y abusiva. Y la presunción de libre de culpa. Que vergüenza de las autoridades penitneciarias», dijo el abogado.

A principios de este mes, el Tribunal Especial de Tránsito del Distrito Nacional dictó dos meses de prisión preventiva contra el cantante de música urbana, y contra su primo Eick Rafael Peralta, por el accidente de tránsito que involucra al artista y en el que una persona murió.

Los dos jóvenes deberán cumplir la medida de coerción en la cárcel Najayo Hombre.

La información la dieron los abogados de la familia de la víctima y los de los imputados cuando concluyó la audiencia en el tribunal ubicado en la Casa del Conductor. Manuel Mateo Calderón y Rondón Monegro, representantes de los parientes del nacional haitaino Elma Avener, el fallecido, consideraron la medida de coerción «como la más idónea». 

Otro caso parecido sucedió con Vakeró, a quien le cortaron la cabellera en el 2013 tras estar apresado. En ese momento, su abogado deploró la acción y de inmediato responsabilizó de la acción al Ministerio Público. «Es una acción discriminatoria. Por nuestra parte continuaremos con la audiencia porque el interés de nuestro cliente es que se evite que se vulneren los derechos de los ciudadanos», dijo.

Para evitar que le recorten el cabello, Vakeró alegó que el movimiento Rastafari, del que forma parte, considera pecado cortarse el pelo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: