Detenido revela cómo mató a Jesús Cuevas y dice cadáver tenía 29 días dentro de tanque

Detenido revela cómo mató a Jesús Cuevas y dice cadáver tenía 29 días dentro de tanque

El cadáver de Jesús Cuevas tenía 29 días dentro del tanque plástico en que fue hallado, en la residencia de Francisco Javier García Quezada (Antony), de 32 años, quien confesó haber matado al joven de 30 años.

Así lo informó una fuente policial, basada en las revelaciones que hiciera a las autoridades García Quezada.

La fuente indica que Antony dijo a los investigadores que fue el 6 de octubre pasado, día que los familiares de la víctima reportaron haberlo visto por última vez, cuando invitó a Jesús a su casa, ubicada en el kilómetro 7 de la carretera Sánchez, mediante un mensaje a través de WhatsApp, y que cuando llegó lo apuñaló varias veces. 

Tras percatarse que había muerto, lo cortó en partes que introdujo en fundas plásticas y entró en el tanque, para luego taparlo con fundas negras que selló con cinta adhesiva y colocó en una habitación de la parte trasera de la vivienda. 

La fuente informó que el móvil del hecho no ha sido precisado por el detenido y que se trabaja en establecerlo.

Este mediodía familiares de Jesús que hacían trámites para retirar el cadáver en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) dijeron a los periodistas que no se referirían al suceso, por el momento de dolor que atraviesan e informaron que el cadáver sería sepultado en San José de Ocoa. 

«Estamos pasando por una pena muy, muy grande y no queremos que otra familia vuelva a pasar por lo mismo. Queremos darle una digna sepultura y de hoy en adelante    recordarlo como siempre fue: productivo y firme siempre», dijo Randy Aguasvivas, primo de Jesús. 

El cuerpo de Jesús Cuevas fue hallado en un apartamento del tercer nivel de una vecindad ubicada en la calle tercera del sector San José, en el kilómetro 7 de la carretera Sánchez,  en medio de la sorpresa de los lugareños, quienes dijeron haber notado un mal olor desde hacía semanas, pero pensaron que se trataba animales muertos u otra causa. 

Relataron que Antony residía junto a su hijo de tres años  el cual pasaba temporadas con él desde que hace más de un año este se separó de su esposa y ella se marchó del lugar.   

Indican que con excepción del mal olor, nunca notaron nada extraño en el comportamiento del hombre, porque este actuaba de forma normal y compartía con todos, incluso dejaba entrar a niños a su casa a jugar videojuegos.

A pesar de que los vecinos de Antony dicen no haber conocido a Jesús, la Policía Nacional dijo este jueves que el levantamiento de cámaras de seguridad que se hizo durante el proceso de búsqueda, iniciado luego que fuera reportado como desaparecido, indica que frecuentaba el lugar. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: